Exclusión probatoria en el proceso penal y la ausencia de apelación para la defensa.

Por: Matías Sepúlveda, Licenciado en ciencias jurídicas, de la Universidad Pedro de Valdivia. Chillan.

Columna de Opinión


Exclusión probatoria en el proceso penal y la ausencia de apelación para la defensa.


En la legislación nacional, muchas desigualdades y arbitrariedades se manifiestan a lo largo del ejercicio de nuestra vida jurídica rutinaria. Muchas de ellas encuentran amparo y corrección cuando recurrimos ante la judicatura,

como también, muchas de estas no encuentran remedio y más aún, nos encontramos en la imposibilidad de poner en la discusión ante los tribunales de justicia ciertos temas por ser “inadmisibles” o por no tener regulación legal.


Tal es el caso del perjuicio que existe para la defensa del imputado cuando presenta un medio de prueba en la respectiva audiencia de preparación de juicio oral y el Juez de Garantía la excluye. La situación mencionada representa claramente una de las posibilidades que se presentan en los litigios ante los tribunales, lo cual no merece un mayor análisis, lo que si entra en tal merecimiento, es la ausencia de un recurso de apelación para la defensa que de una u otra manera pueda corregir y más aún, elevar la discusión ante un tribunal superior de justicia sobre el caso en particular.


El artículo 277 inciso penúltimo del Código Procesal Penal, señala en lo pertinente: “El auto de apertura del juicio oral sólo será susceptible del recurso de apelación, cuando lo interpusiere el ministerio público por la exclusión de pruebas decretada por el juez de garantía de acuerdo a lo previsto en el inciso tercero del artículo precedente. Este recurso será concedido en ambos efectos. Lo dispuesto en este inciso se entenderá sin perjuicio de la procedencia, en su caso, del recurso de nulidad en contra de la sentencia definitiva que se dictare en el juicio oral, conforme a las reglas generales”


Siguiendo la línea del tema en análisis, solo se le reconoce legitimación activa al Ministerio Público para interponer un Recurso de Apelación en contra del auto de apertura cuando a ésta institución se le excluye un medio probatorio que haya sido proveniente de alguna actuación nula u obtenida con infracción de garantías fundamentales, pero claramente, no existe el mismo tratamiento e igualdad ante la ley para la defensa de un imputado cuando más aún, se admita un medio de prueba que quizás en la especie, sea susceptible de apelar como por ejemplo; ese medio probatorio ilícito, pueda ser la probanza a la imposición de una medida cautelar, inclusive la más gravosa de nuestro sistema procesal penal, esto es, la Prisión Preventiva.


En la historia de la Ley 20.074, ya se empezaba a discutir acerca de otorgar y reconocer la titularidad de apelante a la defensa ante un auto de apertura y así de esa manera modificar el artículo 277 del CPP. Cuando la Comisión de Constitución del Senado aprobó por unanimidad modificar dicho artículo, encontró la oposición del Gobierno y sus delegados en base a los siguientes argumentos:


1) De aceptarse la modificación planteada, siempre que haya exclusión de prueba por cualquier causa las partes van a apelar


2) Paralización de los procesos penales y riesgo de instalar una doble instancia para la mayoría de las actuaciones del proceso penal


3) En la actualidad, la defensa no se encuentra en la indefensión ya que puede solicitar al Tribunal Oral la valoración negativa de los medios de prueba y más aún, deducir el respectivo Recurso de Nulidad por la causal del artículo 373 letra a)


Ante estas argumentaciones los representantes de la Defensoría Penal Pública manifestaron una solución distinta a la variación del art. 277, vinculada con la causal de nulidad por infracción de garantías fundamentales, prevista en el art. 373 a). Este giro argumental es plasmado del modo que sigue:


“Concedieron que no se había dado a la defensa la posibilidad de apelar frente a la exclusión de prueba, porque la misma norma en análisis le permite interponer el recurso de nulidad, pero, al respecto, la Corte Suprema ha entendido que este último recurso solamente dice relación con la vulneración de garantías en el juicio oral o en la sentencia y no en la etapa de investigación, cuestión que estimaban podría salvarse introduciendo la modificación pertinente en la letra a) del artículo 373”.”


Finalmente, y dado los planteamientos indicados, la Comisión rechazó la propuesta del Senado de modificar el art. 277 CPP para reconocer titularidad a la defensa como apelante del auto de apertura de juicio oral, dando lugar, eso sí, a lo propuesto por el Ministerio Público en cuanto a consagrar la posibilidad de no perseverar cuando se le excluyan pruebas determinantes. Por su parte, la solución dada por la Defensoría Penal Pública fue acogida, modificándose el art. 373 letra a) CPP, en los términos que sigue vigente hasta hoy.


En síntesis, y lo que ocurre hasta el día de hoy, la negación de la apelación del auto de apertura para el imputado constituye una grave vulneración de sus derechos fundamentales como también, un tratamiento diferenciado establecido por nuestra ley el que sería arbitrario ya que no existe justificación alguna que sostenga tal discriminación transgrediéndose claramente la igualdad de armas, el derecho que tiene toda persona a un procedimiento racional y justo y a que la Ley, no establezca diferencias arbitrarias. En un modelo procesal que tenga en su centro el respeto por la Garantías Fundamentales de los imputados no debe proteger, bajo el texto de la ley la situación recientemente mencionada.


En el mismo sentido, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado en varios fallos dictados, acogiendo la Inaplicabilidad por inconstitucionalidad del artículo 277 del CPP básicamente sustentados por los argumentos expuestos en la presente columna de opinión. (Rol 4044, 3197, 2628, 1535, 1502)


Si ambos intervinientes no pudiesen recurrir, lo que allí se vulnera es el derecho al recurso; si el recurso solo le está permitido a una de ellas, entonces se trata de un caso de arbitrio puro e irracional.

21 vistas

Menu de Interacción

Inicio

Edición

Códigos

Central de Apuntes 

Contacto

Siguenos en:

  • Facebook
  • Instagram

© 2020 Revista Erga Omnes. Todos los derechos son reservados