La justicia penal en los ojos de la ciudadanía.

Actualizado: ago 1

Por: Jael Silva, Estudiante de Derecho, Universidad San Sebastián.

Columna de Opinión.

La justicia penal en los ojos de la ciudadanía.


En el ámbito de los juicios mediáticos que han sucedido en Chile no podemos olvidar el que

en este momento está generando muchas opiniones, tanto dentro del mundo del derecho

como para los ciudadanos y este es el caso de Antonia Barra, aunque es una causa reservada que es llevada por el fiscal Miguel Ángel Rojas es necesario introducir sobre los

antecedentes que se han obtenido y el impacto que ha generado por lo horrible de la situación que conlleva en el suicido de una joven mujer.


La joven Antonia Barra, se quitó la vida a causa de haber sido presuntamente violada,

después de una fiesta en una discotheque de Pucón y que dejó un mensaje de audio,

contando lo sucedido, indicando como autor a Martín Pradenas, actualmente ya existen

registros de videos y audios que implican al joven en este caso, el joven declaró en

noviembre del año pasado y nunca reconoció haber cometido delito, actualmente la

audiencia de formalización se encuentra fijada para el día 21 de julio de este año, y que

estos nuevos antecedentes, y datos, ya han sido compartidos en televisión y redes sociales como videos y testimonios sobren el actuar del imputado.


Es así como ha generado bastantes resquemores a la opinión pública que la Corte de

Apelaciones de Temuco acogiera el recurso de protección interpuesto por la familia de

Martín Pradenas, en el que se solicita a los familiares de Antonia Barra a no divulgar datos y antecedentes de los recurrentes por medio de redes sociales, tanto de sus personas como de sus domicilios y lugares de trabajo, esto hizo reaccionar tanto a movimientos feministas como a grupos de personas que levantaron una potente ofensiva en redes sociales en búsqueda de justicia para la víctima.

Aquí es donde debemos analizar lo sucedido teniendo en cuenta el gran poder que tienen los medios de comunicación para desinformar y tergiversar los datos, sumando que estos casos generan una gran sensibilidad en el público, pero ¿por qué debemos tener especial cuidado en la información que se entrega y que puede dar para reacciones vengativas? Es porque no podemos olvidar que vivimos en un estado de derecho, que existen instituciones y que también hay deberes y derechos constitucionales, esta estructura a la que nos ceñimos se suele confundir con defender lo indefendible y no es así, para ser más ejemplificadora recordemos que el día que se acogió el recurso de protección, salió en la televisión y en redes sociales titulares como información con la idea que el fallo es ‘a favor de Martín Pradenas’, y que finalmente se precisa que la causa resuelta por el tribunal de alzada no tiene relación alguna con las imputaciones de la Fiscalía y la próxima formalización de la persona aludida, y esto en palabras de ellos mismos, es decir dar una información equivocada en situaciones como estas, hacen creer que ya existe sentencia a favor del impuesta y que esta exento de alguna responsabilidad.


También es necesario recordar que la familia Pradenas interpuso un recurso de apelación ante la sentencia de 12 de junio de 2020 de la Corte de Temuco en causa Rol N°18.400-2019 en simples palabras ellos señalan que la prueba mostrada por la familia del imputada era de terceros y que de existir alguna acción siempre fue pacífica y que su objetivo es revocar la sentencia dictada por no adecuarse a la realidad, pero esto fue en razón de que terceros ajenos en base a su sentido de justicia personal y los datos obtenidos de forma incompleta, divulgaran información sobre el imputado, generando efectos contrarios a ayudar a la familia de la víctima.


Teniendo en cuenta estos antecedentes no se debe minimizar el poder de los medios en

estos juicios, y que hacen perder credibilidad a la existencia de la llamada justicia, muestran información que no se asemejan a la realidad, pero siendo honesta no quiero solo culparlos a ellos y dejarles una responsabilidad total de generar descontento por parte de la ciudadanía y que puede detonar en pensamientos rígidos que solo se orientan por lo que ven en un diario, un programa de radio sin ningún cuestionamiento a la información y que supone un sistema judicial que protege al presunto autor y garantiza sus derechos por sobre de los de la víctima.


Pero, si hipotéticamente existiera hoy mismo una sentencia que declarara a Martín

Pradenas inocente, sin siquiera investigar el caso completo, ahí sí creo que debería haber un descontento más que justificado, ese sería el día en que sería la perdida de la real justicia, trasgrediríamos el debido proceso penal y también el principio del apego a la legalidad y sentido de justicia que alude a la capacidad del individuo de actuar con apego a las leyes e instituciones, siendo éstas producto del acuerdo entre los miembros de la comunidad, estableciendo derechos y obligaciones para ciudadanos y responsabilidades para servidores públicos.


Pero pensar que en el caso de Antonia se ha utilizado la fuerza de los llamas juicios

paralelos, donde quien te juzga es la sociedad, sería bueno cuestionarse el porqué de esta situación, si tenemos como premisa que el encargado de impartir justicia es el poder judicial y hacer justicia es actuar con celeridad y vocación de servicio, protegiendo los derechos vulnerados y sancionando a quienes violan la ley, con todas las garantías constitucionales, pero comprendiendo que el garantismo no es una mala palabra cuando se aplica a todos los sujetos de un proceso y no exclusivamente al imputado.


¿Entonces estamos aplicando mal esto o qué se está haciendo mal para que las personas no se sientan representadas por nuestro poder judicial y sus decisiones? Porque todo esto es que el juez, sin olvidar los derechos y las garantías de todos, debe priorizar los de la víctima, creo que puedo obviar que la idea de una sanción no es la venganza sino la búsqueda de un cierto reparo, aunque en este caso delicado como una joven que señala que fue violada y que termina suicidándose para su familia jamás existirá remedio.


No puedo retratar una situación ficticia y probablemente no ajustada al derecho como

sancionar de forma extrema y hacer de esto algo parecido a la época de la inquisición, pero si es necesario tener en cuenta que un juez también debe interpretar y valorar muchas circunstancias, entre ellas la situación de la víctima y el peligro para la sociedad toda.


Creo que, frente a este bajo apoyo de la gente a las decisiones de los tribunales, debe ser enfrentada con trasparencia, y también poder trasmitir en sencillas palabras que cada causa penal deba investigarse minuciosamente, que esto tampoco significa que serán juicios eternos, porque es parte de un buen sistema la eficiencia y que también existe un debido proceso constitucionalizado que busca la sanción a quien deba tenerla ajustándonos al derecho y esto es un tarea que debe ser realizada por todos quienes son parte de este sistema judicial penal, roles más activos por parte de los fiscales y que existan todas las herramientas que busquen proteger de igual manera a quien se vea afectado por un delito.

Hoy a la espera de una audiencia de formalización de Martín Pradenas, es necesario

permitir que este juicio siga su curso para que pueda existir una sentencia justa y que, si

debe ser condenatoria el autor responda por los daños causados y que se proteja de forma efectiva a la familia de la fallecida Antonia Barra, y aunque este asunto da para mucho más que para un par de líneas, es de suma urgencia tener en cuenta el aumento de delitos sexuales como el caso ya comentado, y que se siga trabajando en su prevención no solo en aspectos materiales sino también desde un punto de vista procesal penal y por último no excluir a la sociedad de estos juicios de alta sensibilidad, más bien informar y lograr una educación en materia penal y el porqué de cada procedimiento, que es de total necesidad en esta época para lograr erradicar el pensamiento de la inexistencia de justicia para la víctima.

Menu de Interacción

Inicio

Edición

Códigos

Central de Apuntes 

Contacto

Siguenos en:

  • Facebook
  • Instagram

© 2020 Revista Erga Omnes. Todos los derechos son reservados