Un poco de seriedad, por favor.

Por: Sebastián Camilo Perea Tavali. Estudiante de Derecho, Universidad Católica Silva Henríquez.

Columna de Opinión


Un poco de seriedad, por favor.


Alto Hospicio, miércoles 28 de octubre del año 2020.

Señor Editor:


Permítame prescindir de fundamento jurídico por esta ocasión, para así poder referirme a l@s ciudadan@s que integrarán la Convención Constitucional por la que legítimamente optó la ciudadanía en la que fue, citando las palabras del Sr. Patricio Santamaría, presidente del Consejo Directivo de SERVEL, “la mayor votación en la historia de Chile”.

Llama la atención que políticos reciclados y personajes de la farándula anuncien campañas, considerándose a sí mismos como eventuales Convencionales Constituyentes, perdiendo de vista la intencionalidad con que la ciudadanía se ha dirigido a las urnas en primer lugar.

El pueblo clama por empatía, por ciudadanos y ciudadanas que logren representar las garantías por las que se luchó en la calle y que, a lo menos, experimenten alguna de las problemáticas que a diario los aquejan. Con esto no se trata de limitar la participación, se trata de tener en mente lo que está en juego. Esto no es un programa de televisión, es el evento más importante del último tiempo ¿acaso no lo han entendido?.

Se debe promover la candidatura de aquellos ciudadanos y ciudadanas que durante años han permanecido inactivos en la política y que hoy se encuentran motivados por la esperanza de cambiar las condiciones en que vive su país. A los y las jóvenes que estudian utilizando el Crédito CAE; a los padres y madres que han debido postergarse priorizando la educación de sus hijos, al trabajador(a) independiente que se ha visto privado de sus ingresos por la pandemia, al profesor o profesora que se levanta día a día por darle un futuro mejor a sus alumn@s incluso a través de modalidad online, entre tant@s otr@s. Son ellos y ellas a quienes deseamos ver integrando la Convención Constitucional, no a los mismos de siempre.

Es por esto que se deben adoptar todas las medidas que sean necesarias para evitar que el factor económico se vuelva una limitación en el desarrollo de la campaña electoral, estableciendo medios alternativos de masificación para evitar que únicamente aquellos que más tienen, integren un espacio que está llamado a representar a la sociedad en su conjunto.

Al fin y al cabo, el llamado a la ciudadanía es a votar responsable y racionalmente, teniendo presente quiénes llevarán adelante la tarea de redactar una Nueva Constitución y si seremos capaces de dejar en las manos equivocadas, la norma que nos regirá por los próximos años.

147 vistas

Menu de Interacción

Inicio

Edición

Códigos

Central de Apuntes 

Contacto

Siguenos en:

  • Facebook
  • Instagram

© 2020 Revista Erga Omnes. Todos los derechos son reservados